EDEPA

Posturas y Emociones

gatillo1

POSTURAS Y EMOCIONES. EL MÉTODO GDS

A diario, las fisioterapeutas de EDEPA, nos encargamos de una parte de la terapia de nuestros socios a través de una actividad a la que denominamos GIMNASIA CORRECTIVA.

Uno de los pilares de esta terapia es la de hacer mejorar el esquema corporal de nuestros pacientes. Yo defino este esquema corporal como la imagen cada uno tiene de su propio cuerpo, ya sea en reposo o en movimiento.
Durante muchos momentos de la terapia insistimos a nuestros pacientes en el control del movimiento mediante la adaptación de posturas adecuadas a dicho movimiento; siempre teniendo en cuenta las posibles limitaciones que pueden existir en cada persona.
Un método con el que he estado en contacto últimamente, del que trato de aprender para poner en práctica con nuestros pacientes, es el MÉTODO GDS. Es un método de observación y análisis de la mecánica humana que propone una terapia del aparato locomotor y que tiene en cuenta algo que yo considero determinante en nuestros gestos y posturas cotidianas: el aspecto comportamental.
Este método tiene varios fines:

  • -optimizar las posibilidades corporales para mejorar su gestión en lo cotidiano

  • -disminuir tensiones y dolencias asociadas a hábitos y comportamientos

  • -mejorar al máximo tanto la postura (componente estático) como la expresión y el movimiento (componente dinámico)

El MÉTODO GDS percibe el cuerpo como “un lenguaje que expresa con su postura lo que las palabras no siempre pueden”, de tal manera que el músculo es la herramienta corporal de la emoción.

Cada emoción determina acciones musculares que pueden generar en el cuerpo un desequilibrio que modifica la postura en una determinada dirección (lo definimos como “el lenguaje hablado del cuerpo”).Otros músculos son capaces de frenar este desequilibrio restableciendo el orden; es decir, que podemos expresarnos pasando de una actitud a otra siempre que nos adaptemos a las circunstancias.

Sin embargo, cuando una emoción se instala permanentemente, el desequilibrio muscular también aparece de forma permanente, y progresivamente se forma una cadena de tensión muscular que atrapa al cuerpo en una tipología postural determinada y le roba su capacidad de adaptación a las circunstancias, lo cual provoca la aparición de dolores (lo definimos como que “el lenguaje se ha graba en el cuerpo”).
Cada actitud corporal se sostiene por una cadena muscular diferente; existen seis familias de músculos para que el cuerpo pueda expresarse, las cuales, debido a los excesos, pueden convertirse en cadenas de tensión que encasillan al cuerpo en una determinada tipología; observad la siguiente figura con atención:

posturasCada uno de nosotros posee las seis estructuras pero con intensidades diferentes, es decir, unas tienen más poder que otras para imprimir en nuestro cuerpo una postura determinada.
Cada cadena desempeña acciones necesarias para la buena estructuración del cuerpo, pero también se activan con determinadas emociones y comportamientos, de modo que la postura de un tímido no será la misma que la de un extrovertido, o la de un deprimido que la de un hiperactivo.
Podemos hablar de posturas asociadas por un lado a nuestra personalidad y por otro lado a la forma en que nos relacionamos con el medio:

POSTURAS RELACIONADAS CON LA PERSONALIDAD

• -La cadena PM del dibujo dirige al cuerpo “hacia delante”, hacia el futuro, y está   asociada a la necesidad de ser útil. Es la cadena que permite estar de pie y frena que nos caigamos hacia delante.
• -La cadena AM “enrolla el cuerpo hacia atrás” y se asocia a la afectividad y a la necesidad de ser amados. Su misión es de anclarnos a la tierra aunque en exceso puede anclarnos “al pasado”.
• -Las cadenas PA y AP trabajan conjuntamente en el ritmo de nuestra respiración y están relacionadas con nuestra espiritualidad y nuestra búsqueda de un ideal. El exceso o defecto de alguna de ellas puede provocar complicaciones tales como rigidez cervical o aumento de la curva lumbar.

POSTURAS ASOCIADAS A NUESTRAS RELACIONES CON EL MEDIO
• -La cadena PL se asocia a una personalidad extrovertida, que se comunica con el medio.
• -La cadena AL se asocia a personalidades introvertidas y reservadas con respecto al entorno.

Con todo este embrollo postural me gustaría que entendieseis que no siempre se debe hablar de posturas “buenas” o “malas”, hablando desde el punto de vista del esquema corporal que mencioné al principio, es más importante que sean adaptadas al medio y a las circunstancias. Vuestra postura va a estar marcada siempre por las cadenas musculares en las que vuestro cuerpo y vuestras emociones estén trabajando en ese momento.

Es importante no confundir esto con las posturas ergonómicas o “adecuadas” para realizar una actividad (barrer, coger peso, hacer la cama…) dado que sobre todo es importante evitar las “inadecuadas”.
Para despedirme deciros que siempre estamos aquí para intentar resolver las dudas que puedan plantearse de este u otros temas.

Arancha Heredero Pascual
Fisioterapeuta de EDEPA
Colegiada nº 2870

Red Social

Colaboradores

fisioespaña siglo21 admira abogados